Thursday, 23 October 2014

Dharmsala y Mcleod Ganj

Viajar a Dharmsala i McLeod Ganj es hacer un kit kat en el ajetreo caótico de lo que se conoce como "Ir a la India". De hecho, en los lugares donde el Budismo prevalece sobre el Induismo, como es el caso de Sikkim (entre el Tibet, Nepal y Bhutan), Ladakh i la misma Darhamsala, por poner tres ejemplos, la cosa cambia radicalmente. El ambiente es diferente, más tranquilo. Y solo por eso, ya vale la pena.

Aquí se encuentra la residencia de Su Santidad el Dalai Lama, y el asentamiento de los tibetanos que tuvieron que huir del terror y la masacre china en el Tibet a finales de los cincuenta.

Pasear por sus callejuelas, con sus tiendas de artesanía tibetana, es una delicia para los que buscan recuerdos y piezas relacionadas con el budismo. El monasterio es un lugar interesante. A primera vista, es como cualquier templo budista. Pero si tienes tiempo y te puedes estar un buen rato paseando, seguro que acabarás conociendo alguno de sus monjes. Y estos vienen de todas partes del mundo. Tuve la suerte de conocer a uno de Bhutan, con quien pude aprender muchas cosas de su misterioso reino vecino.

También es interesante poder comer cocina tibetana, ya que no es fácil hacerlo en otros lugares de la india (a parte de donde haya comunidades tibetanas, claro), de la misma calidad que aquí.

Para llegar se puede hacer directo al aeropuerto. En tren desde Delhi, Amritsar... hasta Pathankot, y luego un bus (4h) o taxi (3h). O bus desde Delhi (12h).




www.edgartarres.com

No comments:

Post a Comment

Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...