Tuesday, 29 October 2013

El Danubio bajo el Bastión de los Pescadores, Budapest.

Para mi, hablar de Budapest es como hablar de mi mismo... Es uno de esos lugares que no puedes dejar de visitar, nunca. Hay gente que piensa que con los muchos lugares que hay en el planeta, repetir destinos es un error. Y les doy la razón, en parte. Porque también pasa que hay sitios que te atrapan, que tejen un extraño nudo con tus sentimientos, provocando que cuando te marchas, sientes que dejas algo a tus espaldas... y que tienes que volver a buscarlo, aunque no recuerdes dónde lo dejaste.

El hecho de volver más de diez veces a Budapest, y otras partes de Hungría, claro, hace que algunas rincones se conviertan en "extraña y placenteramente rutinarios". Que te reconozcan cuando vas a comprar el desayuno e incluso puedas responder en húngaro, le da un valor que considero muy importante. Porque así, es como pienso que se empieza a conocer un país y el viajar coge otra connotación mucho más profunda.

En Budapest tengo unos cuantos rincones singulares. Y para empezar compartiré mi preferido: Caminar siguiendo el Danubio por el lado de Pest al ponerse el sol. Y por si no fuese suficiente, escuchando la Tabula Rasa (puedes clicar para escucharlo) de Arvo Pärt.
 



Recuerdo una tarde de finales de octubre, bien abrigado con mi anorak, escuchando música con mi Ipod recién comprado. Volviendo de la Isla Margarita, dirigiéndome al centro antes de llegar al Parlamento, de pronto levanté la cabeza cuando alguna cosa distorsionó mis pensamientos.



Por un lado, el sol se estaba poniendo detrás de la Iglesia de San Matías, detrás del Bastión de los Pescadores. Y por otra, Arvo Pärt hacía sonar su magnífica Tabula Rasa. Los colores, la vista, la música... aunque tópico, no puedo decir otra cosa que fue mágico. Así de fácil y sencillo.



Ese instante, cuando el frío empezaba a hacer estragos, un extraño calor arropó mi corazón... algo así como cuando te enamoras... de forma fugaz... porque en poco tiempo, el sol ya había marchado y la luz desaparecía ante mi deseo de vivir ese momento una y otra vez. Volvía Arvo Pärt, pero ya no era lo mismo...

Otras veces que he vuelto, que no hacía frío, la verdad es que la experiencia no fue la misma. Una experiencia se nutre de muchos pequeños detalles que la hacen única. Por esto vale la pena vivirlo intensamente cuando pasa y que tu corazón quede bien impregnado. De esta manera, un tiempo después, podrás compartirlo con la misma pasión que lo viviste.

www.edgartarres.com


Saturday, 26 October 2013

A Peu de Pàgina, libros singulares en Barcelona

Barcelona, entre otros muchos encantos, tiene el de sorprenderte por sus pecualiares, y como no singulares, pequeños comercios que te hacen olvidar del tiempo. Pequeños espacios que te recuerdan anhelos que están esperando...

Llibreria A Peu de Pàgina es uno de ellos...



Esta peculiar librería tiene el encanto de tener unas ediciones de libros que no se encuentran en grandes superfícies o otras librerías no-especializadas. A Peu de Pàgina está especializada, pero no en libros, no... Su especialización es el espacio que ha creado... La sensación que tienes cuando entras... Su espacio de literatura infantil... Las ediciones de nuevos creadores, escritores, editores... Todo con mucho gusto y un estilo muy singular.



Situado en el corazón del barrio de Sarrià, en el carrer Major, una vez al mes, organiza encuentros con nuevos escritores, talleres, y que ayudan a fomentar la lectura... Podrás encontrar más información de sus actividades en www.apeudepagina.com.






Si eres amante de la lectura y te gusta lo relacionado con la literatura, encontrarás objetos originales para regalar, tanto a grandes y pequeños.


Si tienes prisa, mejor deja la visita para otro día, porque seguro, que no llegarás a tiempo a tu cita. 













Sunday, 20 October 2013

Contes Savis, un racó singular a Besalú.

Caminant sense rumb... passejant sense objectiu pels carrerons ombrívols de Besalú, vaig fer una troballa que poc m'esperava... Un racó creatiu molt singular.

Una entrada fosca i rústica on a mesura que t'hi vas endinsant els ulls es van acostumant a l'atmòsfera que t'està a punt de rebre. Colors càlids, gustosos i melodies suaus et transporten a una botiga que és molt més del que vol aparentar. Tot allò que cal per crear és allà. Però no només llàpisos, aquarel·les, guixos, llibretes de tota mena, tintes... contes, llibres... instruments musicals exòtics... pintures, quadres, fotografies... tallers de pintura, de música, contes... no només això, no...

Alguna mena de musa s'endinsa en el més profund d'un mateix i desperta sensacions, records, anhels i "allò que volia fer, però...". Una invitació a recollir-se en el silenci i treure la creativitat que tots portem dins.

A vegades necessitem descobrir espais com aquest per no oblidar i tenir molt clar què és el més important.






Si algún dia us deixeu caure per Besalú, no us la perdeu... val la pena deixar-se portar pel seu ambient...

Contacte amb la botiga i més info: www.contessavis.org

www.edgartarres.com



Saturday, 19 October 2013

Comunicación: Siempre recibirás lo que das. Una bonita anécdota de hoy.

Esta mañana, al salir de mi segunda clase de japonés, y al pasar por la Rambla de Figueres, me he encontrado con la sorpresa del mercado semanal de antiguallas y cosas de segunda mano. Al pasear por las paradas, me he parado justo delante de una que vendía libros. En primera fila había uno de Sebastià Serrano que me ha llamado la atención. Y más lo ha hecho cuando al abrir la primera página para hechar un ojo al índice, he visto que tenía un "punto de libro" muy original: un billeta de 20€.

Mi primer pensamiento ha sido cerrarlo, cogerlo, pagarlo, y sin perder dinero, aún ganaba alguna cosa. Pero no, la sensación que he sentido, no era agradable para nada.

Así que he llamado al tendero y se lo he enseñado. Y cambiando su cara de golpe y porrazo se ha alegrado mucho. Nunca antes le había pasado. Yo creía que a lo mejor devolviendo cambio, se le había escapado, pero no. Ese billete ya vino dentro del libro cuando lo compró. Pués sí, se ha alegrado mucho y no ha parado de explicarlo a toda la gente que había alrededor. "Hoy ya me puedo pagar la gasolina de venir hasta aquí" decía. Y solo esto, ya vale la pena.

Le he preguntado que cuánto valía el libro, y él, sin pensarselo, me lo ha regalado. Cosa que me ha hecho mucho más contento de lo que ya estaba.

Lo más bonito, es que este libro es "El Regalo de la Comunicación", del autor que antes he nombrado. Un verdadero regalo.

Esta anécdota relata la importancia de la comunicación, que es mucho más que hablar y escuchar. Comunicación es interesarse, hacer y expresar lo que realmente se siente haciendo lo posible para que todo siga su orden natural. Cuando hay armonía, todo fluye, y nos entendemos mucho mejor, aunque hablemos lenguajes diferentes.


Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...