Friday, 24 February 2017

El poder sanador de la naturaleza

Cada vez me voy adentrando más en los bosques para escuchar sus sonidos... sus silencios... La paz que se encuentra en ellos, raramente la encontraremos en otros lugares. Sentarse un buen rato junto a un roble para escucharlo aporta muchas sensaciones, todas ellas muy gratificantes y saludables. Así lo he sentido cada vez, pero, sinceramente, no tenía ni idea de por qué.

Además, poder realizar actividades de expansión de la conciencia y desarrollo personal en los bosques, siempre ha aportado bonitas anécdotas; vivencias fuera de lo común.

Cuando descubrí a Eva Julian y todos sus estudios sobre los sonidos y las frecuencias de la naturaleza, entendí esas sensaciones que sientes cuando te adentras en ella con un punto de atención y apertura; con la conciencia puesta en sus pequeños detalles.





Sabías que los cantos de los pájaros a primera hora de la mañana tienen una frecuencia mucho mayor que a última del día? Y no solo los pájaros, sino los de otros animales e insectos. Cuando sale el Sol, lo hacen a una frecuencia de 15.000 a 20.000 Hz, y cuando se pone el Sol, a menos de 10.000 Hz.

Las frecuencias de ecosistemas, como un bosque o una selva, también va variando. Y estudios más especializados han podido observar como estas frecuencias cambian según las necesidades de las personas. Los árboles emiten vibraciones con la intención de armonizar el espacio. Y todo lo que se encuentre en ese espacio, si emite una vibración más baja, negativa, con unos veinte minutos, cambia totalmente.


Es por esta razón que cuando entramos en un bosque, al cabo de poco, empezamos a sentir una agradable sensación de bienestar. Es por esto que a las personas que vienen a mi consulta, siempre les digo que hay que pasear por el bosque, sentarse una media hora bajo un buen árbol, el que ellos sientan, y dejar pasar el tiempo allí, bajo su cobijo. Sintiendo... Sin hacer nada... Sólo SIENDO... y dejar que la Naturaleza sea ella misma...






Así volveremos a sentir lo que un día fuímos... naturaleza pura... Así recobraremos nuestra armonía... con sus sonidos... con sus silencios... que son los nuestros...

Artículos relacionados:
La Comunicación con la Naturaleza
La Poesía de los Árboles

www.edgartarres.com

Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...