Thursday, 19 March 2015

Familium y los derechos de los pequeños de la casa

Hace poco llegó a mis manos un libro muy especial. Es uno de esos, pocos libros, que a parte de transmitir belleza, página tras página, cuenta una historia que está escondida detrás de sus ilustraciones y textos. El libro cuenta microhistorias de niños y niñas que conviven, cada uno, con diferentes tipos de padres: immigrantes, gays, monoparentales, adoptados...



Vivimos en una sociedad cambiante y mutante... Dicen que la sociedad son las personas... Las personas vamos cambiando y mutando... Pero somos incapaces de ver, y menos comprender, los cambios que vamos viviendo. Como si tuviésemos los ojos cerrados no es muy fácil criticar lo que rompe nuestra zona de confort y nuestras creencias. Y parece que no somos conscientes de que, cualquier día de estos, alguien muy cerca, o incluso nosotros mismos, podemos estar viviendo una realidad que nunca hubiésemos imaginado.

Familium XXI es una apuesta para abrir los ojos de cada una de las personas que vivimos en sociedad. Es un proyecto muy grande. Pero debemos aprender a escuchar. Detrás de cada historia hay una realidad que no podemos esconder; y que debemos aprender a vivir.

Gloria Canyet es el alma que, junto a otros profesionales del àmbito social y educativo, han decidido que luchar para defender los derechos de los más pequeños. Un derecho que no puede verse alterado porque aún haya gente dispuesta a criticar y hacer la vida imposible a familias que no son como tradicionalmente nos han querido hacer ver que es lo correcto.



Te invito a visitar su web, donde podrás, si te viene de gusto, colaborar y aportar lo que creas para conseguir que Familium crezca. Así, gracias a ti, podrá seguir ayudando a los más pequeños y continuar trabajando para crear una sociedad más abierta y creativa.

Más info en :

No comments:

Post a Comment

Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...