Sunday, 11 May 2014

Sikkim

De lugares especiales, hay muchos. Y solo por esto, ya dejan de serlo. Pero hay otros que, sin serlo, al menos, lo perecen. Así es Sikkim, un Rincón muy singular de la India escondido entre Nepal, Tibet y Buthan. Un lugar tranquilo y exótico que los indios utilizan como destino turístico de vacaciones veraniegas. Su altitud permite descansar de las altas temperaturas que este país sufre durante los meses de junio a septiembre.

Después de 15 horas desde Varanasi llegamos a Siliguri, la última ciudad antes de llegar a Sikkim y donde tienes que pedir el visado especial (aunque pertenece a la India). Desde allí tienes diferentes opciones: por tren (unas 12 horas), en coche (unas 6 horas) y en helicóptero (30 minutos). Evidentemente, escogimos el helicóptero, no por el tiempo, sino porqué nunca había subido a uno. Y la verdad es que fue una elección muy acertada: ver el himalaya desde las alturas, no tiene precio.

Sikkim es un enclave budista, con muchos templos y una manera de vivir muy diferente de la India que todos conocemos. El aire es más limpio (Ganktok, sus capital, está a unos 2000 metros). Visitar Rumtek y poder hablar con sus monjes, es una actividad muy tranquila y muy recomendable.



Hay un lago, que está a más de 4.000 metros, que es una delicia, o el parque con animales salvajes autóctonos del Himalaya, como el guepardo de las nieves o este magnífico Oso Panda Rojo, que solo se encuentra en Sikkim.



Si estás en ruta por la India y tienes tiempo, Sikkim es uno de esos lugares que nunca más vas a olvidar. Vale la pena acercarse en tren o en avión, dependiendo del tiempo que tengas, y explorar sus montañas, lagos, monasterios y mercados budistas.




www.edgartarres.com

No comments:

Post a Comment

Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...