Monday, 19 December 2011

NUESTROS SUEÑOS, CADA DÍA MÁS CERCA.

Hoy he leido esta CONTRA aparecida hoy en La Vanguardia. Entre las cosas que se comentan al largo de la entrevista, hay, para mí, algo que me emociona de verdad. La capacidad de esta mujer, Michela Murgia, de ir en contra de todas las circunstancias para conseguir su sueño. En el siguiente link podeis leer la entrevista:

"En los pueblos sardos había una madre en cada esquina"

Éste es, en mi entender, un gran aprendizaje que muchas personas deberiamos interiorizar y trabajar para conseguir: buscar aquella vocecilla que tenemos dentro y que rara vez escuchamos. Puede que en momentos determinados, la sepamos oir... pero nada más. De oir a escuchar hay un trecho muy grande que, en este caso, separa de estar perdidos a encontrar aquello que nos llena y dota de sentido a nuestra vida.

El Don. Esa chispa que nos hace brillar los ojos... esa fuerza que nos permite hacer lo que nunca hubiesemos creido... esa energía que mueve las montañas... esa voluntad que puede mantenernos en vilo durante horas sin cansarnos... esos momentos que de tranquilidad que nos reconforta por el trabajo que estamos haciendo...



En el caso de la entrevista, Michela siguiendo su corazón, hizo caso omiso de "los consejos" e hizo lo que sentía que era correcto, aun corriendo el riesgo de no encontrar trabajo o que la fueran señalando. Pero le salió bien. Y no solo eso... Con su actitud ha ayudado a gente y, además, lo ha convertido en su modus vivendi, cosa que le reporta eso que todos, al fin y al cabo, vamos buscando.
Mucha gente se preocupa de encontrar cualquier trabajo que le ayude a salir del paso. Y con el tiempo, esto, no hace más que hacernos sentir que nos falta alguna cosa... incluso muchos estados de ansiedad vienen propiciados por algun malestar que no sabemos definir... Y solo es eso: que no hemos sabido encontrar nuestro regalo que llevamos dentro. La educación que hemos tenido, lo que nos han inculcado, las referencias que hemos ido adquiriendo a lo largo de los años... a veces ha servido para separarnos de aquello que siempre nos ha llamado la atención, pero que también siempre hemos buscado excusas para hacer los oidos sordos.

En estos tiempos que vivimos, no es fácil. Con las dificultades que hay, conseguir cualquier trabajo ya representa mucho para muchas familias. Aun así, no podemos desfallecer. Hay que estar atentos y buscar la manera de ir soltando todo aquello que de pequeño nos ha ido llamando. Romper con los miedos impuestos. Preguntarnos sobre nuestras creencias, valores...

Una manera de empezar es:

1. Haciendo una lista con todas esas cosas que de pequeños siempre hemos querido hacer.
2. Hacer otra lista con las cosas que nos emocionan; nuestros sueños.
3. Con las dos listas anteriores, hacer una única lista con las prioridades más importantes. Eso que más queremos.
4. Ver qué nos hace falta para conseguirlo: estudios, experiencia, contactos...
5. Ver qué cosas podemos hacer, hasta donde podemos llegar y qué estamos dispuestos a sacrificar para hacerlo (pedir un crédito para estudios, pedir dinero a amigos o parientes, dejar de hacer cosas para ahorrar y tener más tiempo, etc.).
6. Buscar un momento de tranquilidad... cerrar los ojos... sentir todo lo que quieres... y decir: A PARTIR DE AHORA, VOY A PONER TODA MI VOLUNTAD, VOY A TENER UNA ACTITUD POSITIVA Y VOY A INVERTIR MI TIEMPO A QUE MI SUEÑO SE HAGA REALIDAD.
7. Hazlo.

www.edgartarres.com

No comments:

Post a Comment

Viajar, para qué?

Viajamos, sí... pero... para qué? Para encontrar o para encontrarnos? Y si no es ninguna de ellas? O puede que las dos sean correctas? ...