Saturday, 22 October 2016

Quiero ser feliz, y no se cómo.

A la gente le gusta decir que PERSIGUE LA FELICIDAD; quieren ser feliz, dicen... Y cuando nos preguntan que qué queremos, es lo que responde la mayoría.

Pero cuando preguntan que qué es la felicidad, aquí empiezan los problemas. Casi nadie coincide. Quien tendrá razón? Así es muy difícil de ser algo que en realidad no tienes muy claro que es. Alguien dice que es tener todas las necesidades cubiertas... otros tener salud, dinero y amor... para otros es hacer lo que uno o una quiera... total, que si no tenemos muy claro qué es, no debemos extrañarnos que nos cueste tanto conseguirlo.




Para ser feliz, debemos conocernos. Saber qué es lo que nos traerá paz y plenitud. De esta manera, cuando estemos desarrollando las actividades para sentirnos en paz y plenos, estaremos disfrutando. Y la mejor manera para conocernos es buscar el silencio. Es aquí donde todo aflora; donde podemos dejar que nuestra mente descanse y todo se vaya asentando. Así podemos empezar a sentir armonía dentro de nosotros.

En silencio podemos desvelar el gran secreto de la felicidad: ésta es una decisión. Sí, aunque nos suene extraño, decidimos ser felices o no.

Cuando se piensa en llegar a este estado, siempre lo hacemos en futuro: cuando tenga esta casa, este coche, este sueldo, esta persona, etc. podré hacer, sentir, crear, etc. lo que sea. Es totalmente falso. En el futuro no podemos hacer nada, porque no existe. Es ahora que podemos hacer, pensar o sentir lo que sea. No podemos condicionar nuestra felicidad a algo que pase en el futuro; es como el cuento de la lechera. El día que conseguimos ese coche, esa casa, etc. vemos que esa felicidad dura poco. Al cabo de nada, esos objetos pierden valor y ya queremos otra cosa. Suele pasar mucho con los sueldos. Tanto pedir un aumento de sueldo para acabar, en poco tiempo, necesitando más dinero. Algo falla, y evidentemente, eso no es felicidad.

No lo es porque todas esas cosas que creemos que nos harán felices son una demanda de nuestro Ego. De una máscara que hemos ido creando para sobrevivir en la sociedad en la que estamos, en la familia donde vivimos, con los amigos que tenemos, etc. y que creemos que forma nuestra identidad. Pero nosotros somos mucho más que eso. Somos un Ser mucho más profundo de lo que pueden percibir nuestros sentidos. Y con la meditación; con el silencio; con un estado de conciencia plena, podemos sentir nuestro verdadero Yo. Cuando lo conseguimos, nuestro parámetro de la felicidad cambia.




El día que podamos sentirnos plenos y llenos de armonía con las cosas que hacemos; en nuestro día a día, con lo que llevamos puesto, acompañados de las personas que nos rodean, o bien solos, y sintiendo que lo que hacemos es lo mejor que podríamos estas haciendo en ese momento, lo conseguiremos. Sentiremos que no necesitamos nada más. Porque de eso se trata. De vivir momentos únicos. Pequeñas o grandes experiencias reconfortantes que alimentan nuestra alma. Y como no... llenar nuestra vida de esos momentos.

Por esta razón, con mi proyecto Sonido Alquímico, he empezado a crear experiencias que nos ayuden a descubrirnos y a conocernos un poco mejor. A coleccionar vivencias que nos aporten momentos únicos y singulares que alimenten nuestra Alma. Podéis ver algunas de estas propuestas en www.sonidoalquimico.com.

Os recomiendo el Retiro que realizaré, junto a Nagual Projects en noviembre. Tres días para vivir una gran experiencia de sonidos y silencios en la naturaleza. Para descansar. Para equilibrarnos. Ir más allá de los sentidos para reconocernos en una naturaleza salvaje y hermosa. Te gustaría venir? Tienes más información en http://www.sonidoalquimico.com/retiro-alimentar-el-alma/


No comments:

Post a Comment

Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...