Thursday, 8 December 2016

Cómo conseguir tu propósito para el año nuevo?

Seguro que conoces a muchas personas que empiezan el año con grandes, o quizás más modestos, propósitos. Y cuantas de estas pueden mantener sus resoluciones más allá de quince días o un mes? 
Hoy veremos una nueva manera, más sencilla, para poder mantenir nuestros objetivos: con una sola palabra!

Las pocas personas que consiguen dedicar tiempo y esfuerzo para trabajar en sus propósitos marcados cada inicio de año, suelen ser personas muy organizadas, con su tiempo bien estructurado y con una firme voluntad de hierro para que las improvisaciones del día a día no afecten el horario marcado. Realmente, no somos la mayoría.

Si por ejemplo tomamos la palabra "quiero ponerme en forma" (que suele ser uno de los mayores propósitos, a parte del de dejar de fumar), vemos que suena como una orden; una obligación (como la mayoría de los objetivos, que se marcan con un infinitivo). Esto, no gusta a casi nadie. No nos gusta que nos manden; hacer las cosas por obligación. Duraremos poco. Además, la fórmula "ponerme en forma" es una frase. Como tal, es fácil de romper; es más complicada y a nivel cognitivo se puede desmontar con facilidad. En cambio, si tomamos la palabra "saludable", o mejor aún, "salud", nos puede ir mejor.

¿Que por qué? Una sola palabra es más difícil de romper. Es un bloque que podemos integrar en muchas cosas, rutinas y manera de vivir. Haced la prueba:

Apuntad vuestra palabra en sitios bien visibles de donde paséis el día: en la mesita al lado de la cama, en la cocina, comedor, en el trabajo... también te la puedes escribir en la mano o tener un objeto que te lo recuerde. Esta palabra implica: comer bien, productos saludables, la cantidad justa que necesitas, hacer deporte, tener tiempo para ti... es decir, diferentes implicaciones que te ayudarán a vivir mejor. Se trata de hacer las cosas de forma positiva, sintiendo los beneficios que nos aporta y cambiando nuestras creencias en forma de recordatorios.

No hace falta pensar en todo el año próximo. Esta técnica se puede aplicar a un proyecto, una actividad, una cualidad...

Cómo saber cual es la palabra que necesitamos?

1. Cómo será la actividad, el próximo año, el proyecto... Piensa qué es lo que quieres conseguir, la habilidad a desarrollar, la capacidad a trabajar... Siente como te sentirás cuando lo consigas. Lo bien que te sentirás cuando lo estés haciendo. Créate una imagen de ti, una vez lo hayas conseguido.

2. Describe tu día ideal. Las cosas que quieres hacer durante el día; que hagan sentir bien.

3. Escribe todas las palabras que te hayan salido de las respuestas a las preguntas anteriores. Qué te hacen sentir? Motivado/a? Excitado/a? Fuerte o Poderoso/a? Otra? Cuala de las palabras te hacen sentir una reacción en alguna parte de tu cuerpo cuando las pronuncias?
No debes pensar la palabra, debes sentirla. Siente como es la palabra la que te escoge a ti.

4. Ahí la tienes. Seguro que no es la que tu escogerías; la más bonita. Es la que necesitas, por eso es ella la que te escoge.

Un gran ejercicio para aprender a escuchar. Escuchar tu cuerpo, tu alma... y empezar a sentir tu camino.

Te gustaría hacer un taller para desarrollar las palabras que necesitas? Seguramente lo voy a incluir en el próximo retiro, los días 19, 20 y 21 de enero 2017.





No comments:

Post a Comment

Viaje a la India con El Camino del Buda

Acabo de ver cumplido uno de mis sueños; poder acompañar un grupo para conocer la India. Cuando inicié el proyecto SONIDO ALQUIMICO, tenía...